sábado, 14 de abril de 2012

Santo Entierro


Santo Entierro, originalmente cargada por JOSACA.

El actual paso fue contratado, al taller Santa Rufina y Heras de Madrid en enero de 1951. La imagen del Cristo Yacente mide 1,50 m. en madera tallada y policromada, procedente de los restos de un crucificado del siglo XVII. Tiene la cabeza ligeramente ladeada hacia la derecha con respecto al cuerpo, los brazos estirados a lo largo del mismo, paño de pureza tallado y piernas ligeramente flexionadas. Su policromía marca las heridas sangrantes en cabeza, tórax, antebrazos, rodillas y pies. Su expresión está marcada por unos ojos cerrados y boca entreabierta. Yace sobre un túmulo piramidal, sin urna, en madera de caoba de los Hermanos bastetanos Jiménez, posee en su parte superior una decoración fitomorfa en oro rematada en sus esquinas por columnas de, alabastro crema. En sus paredes de caras curvas se encuentran cartelas con las cruces de Jerusalén en ambos lados y las cruces patriarcales delante, y atrás. La base del túmulo tiene, en sus caras laterales 22 cartelas repujadas en plata, y en su parte superior cuatro altos candelabros en caoba y oro, en las esquinas con velones en rojo. Descansan en los laterales cuatro pebeteros de plata cincelada y repujada, para el incienso, así como los clásicos centros florales de, lirios malvas y claveles rojos. Los faldones del paso, son rojos, con flecos y cruces en oro en sus caras, rematados por broches de dos borlones de, oro en cada esquina. Tiene cuatro varales delante, y atrás para ser transportado, en procesión por los portadores del Santo Sepulcro

No hay comentarios:

Publicar un comentario