viernes, 4 de enero de 2013

Galería


Galería, originalmente cargada por Joaquin Saldaña (JOSACA).

Las galerías que transcurren bajo el Paseo de Almería responde a una idea de conjunto único. Se hicieron en hormigón ciclópeo, con muros de 40-60 cm. de grosor sobre los que descansaba el techo de bóveda de cañón rebajada. El terminado de las superficies se realizó con estuco revestido de cal blanca para los techos y coloreada en las paredes en algunos de sus tramos.
Disponía de contrafuertes situados de forma que evitaran las consecuencias de las ondas expansivas de las explosiones. Por su colocación, los estrechamientos a los que daba lugar, obligaba a un tránsito de solamente dos o tres personas, lo que impedía el atropellamiento y el riesgo de avalanchas.
La iluminación era de luz eléctrica, que alimentaba un conjunto de bombillas incandescentes sitiadas a intervalos de 5 metros. Estaban instaladas en el centro del techo, en su eje longitudinal (clave de la bóveda) conectadas a través de un hilo de cobre adosado con fijadores de madera o porcelana.
La ventilación se resolvió con tubos de fibrocemento de 200 milímetros de diámetro, alcanzando en algunos puntos una longitud de 15 a 20 metros hasta llegar a la superficie. Las bocas estaban alejadas de las zonas de espera para que no existiera el riesgo de entrada de proyectiles y granadas desde el exterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario