viernes, 4 de enero de 2013

Refugios de la Guerra Civil (063)

El pasillo o Sala de Espera tenía un banco corrido adosado en paralelo a una de sus paredes, construido en mampostería recubierto de azulejos. Sobre el suelo, en ajedrezado con losas blancas y negras elaboradas con mármol del pueblo almeriense de Macael, corría un zócalo de estuco rosado que imitaba su veteado. Sobre este zócalo, el muro se cubrió también de estuco ocre, simulando ladrillos colocados de forma alterna, de forma que cada uno de ellos parecía descansar simétricamente sobre los dos inferiores.
Por sus dimensiones, permitía la colocación de camillas y el descanso en asiento de unas veinte personas.
El suelo, en ajedrezado, estaba rodeado de un zócalo de ladrillos blancos vidriados.
Al fondo a la izquierda pueden verse las puertas que daban acceso a la Sala de Curas y el Quirófano. Frente a ellas, al otro lado del pasillo, estaba situado el Botiquín

No hay comentarios:

Publicar un comentario