sábado, 27 de julio de 2013

Monumento a la Tolerancia (051)

Detalle del monumento representando algunos de los trabajos forzados que los almerienses del campo de campos de concentración de Mauthausen, en la denominada escalera de la muerta, tuvieron que realizar.

Por esta escalera de 187 peldaños eran obligados a subir los presos con enormes piedras a su espalda desde la cantera hasta el campo de concentración. Debían hacerlo hasta 20 veces diarias cada uno. Dicen que las calles de Viena están empedradas con esas piedras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario